Conmemorando el Día de la Mujer el 8 de Marzo como una lucha histórica que las mujeres han continuado hasta nuestros días contra la desigualdad de condiciones que aún es parte de la vida cotidiana y si a esto le sumamos la violencia de género y los feminicidios que han aumentado con el paso de los años en varios países del mundo, no podemos dejar de hablar de las pocas oportunidades que las mujeres tenían en algunos deportes y sobre todo en las artes marciales, el estigma de considerar a la mujer como el sexo débil y que no tenga la suficiente fuerza física para desempeñar o hacer ciertas actividades aún persiste en la actualidad.

La mujer en el karate ha ido incursionando de manera importante, tanto en mujeres adultas como en niñas que desean practicar un arte marcial más que ballet o danza cada vez es mayor y por supuesto las ventajas de practicarlo son muchas. Para todo practicante los beneficios físicos y mentales son muchos y si hablamos de los beneficios a la mujer podemos nombrar:

Relajación: En específico de la mente, que ayuda a enfocarte en el momento y disipar los miedos.

Control de la mente: Refuerza la confianza en sí mismas, al tener el control de la situación.

Mayor concentración: porque gracias a la concentración que ejerces en controlar el cuerpo, estimula otras facetas de la vida, como los estudios, trabajo y vida en pareja. 

Agilidad: El karate por los movimientos que se ejecutan frecuentemente, es mucho más sencillo para la mujer al ganar notablemente la flexibilidad del cuerpo.

Fuerza Física: Con la práctica frecuente haces que tu cuerpo gane firmeza y potencia, sin duda a la mujer la hace sentir con más fuerza física y mental.

Defensa Personal:  Con el conjunto de conocimientos, técnicas, habilidades y actitudes anatómicas que se aprenden podrás salir con el más mínimo daño o a salvo, al mismo tiempo que aprendes a usar al momento de defenderte la máxima energía y a emplear el menor esfuerzo.

Sé parte de las mujeres karatekas y vive los beneficios de este bello arte marcial, solo es cuestión de decidirte a practicar Karate Do, no importa la edad que tengas, puedes practicar seas niña, adolescente o adulta, hay clases para todas las edades. Ven a una clase y comprueba que eres más fuerte de lo que crees.