El escudo de nuestra organización Jitte Karate Do, está lleno de símbolos con significados que enriquecen la experiencia del practicante en la misma organización.

Nuestro escudo cuenta con tres colores base:
Negro:
El negro representa el poder, la elegancia, la formalidad, autoridad, fotaleza, la muerte y el misterio.
También se asocia al prestigio y la seriedad.

Blanco:
El blanco se asocia a la luz, la bondad, la inocencia, la pureza, limpieza y la virginidad. Se le considera el color de la perfección.
Puede representar un inicio afortunado.

Rojo:
El color rojo es el del fuego y el de la sangre, por lo que se le asocia al peligro, la guerra, la energía, la fortaleza, la determinación, así como a la pasión, al deseo y al amor.
Es un color muy intenso a nivel emocional. Mejora el metabolismo humano, aumenta el ritmo respiratorio y eleva la presión sanguínea.

De la misma forma nuestro escudo cuenta con varios símbolos:

Las letras en japonés conocidas como kanjis del lado derecho del escudo se traducen al español como KARATE DO, que significa Kara = vacio, te = mano, Do = camino o senda, es decir “el camino de la mano vacía” y es el nombre del arte marcial que practicamos.

Obi o cinta, se encuentra hasta arriba del escudo representando el nivel máximo al que aspira un practicante de Karate Do.
La mano abierta sosteniendo todos los elementos representa el camino de la mano vacía, así como la base de todo conocimiento.
El templo o “pagoda” que está delante del sol, es quizá el elemento más elocuente de nuestro escudo, desde tiempos antiguos el hombre ha utilizado lugares especiales para guardar o preservar las cosas más importantes, el templo de Jitte cobra varias formas:
Representa el Dojo, que en japonés significa el gimnasio o lugar donde practicamos karate, es un lugar muy especial y místico para nosotros guarda los conocimientos y sentimientos que encierran este arte marcial.
Representa al cuerpo, del practicante, ya que el karate no solo tiene la parte física con la que suele asociarse, además posee una parte para enriquecer y hacer crecer al espíritu y a la mente que están depositados y guardados dentro del cuerpo del practicante, que mediante la práctica se supera constantemente.
Representa nuestro país, ya que este arte marcial viene de lejos, pero el estilo y la manera que se imparte ha cambiado con el tiempo hasta hacerse en parte mexicano, y en él guarda el orgullo y la responsabilidad de representar a nuestro país en el mundo como un país de campeones y ganadores.
Y representa la práctica misma del karate, ya que guarda nuestras metas, y nuestras experiencias en la práctica de este arte marcial que hemos aprendido a amar y respetar.

El bonsái (árbol de origen japonés) tiene significados de esperanza, luz y vida, el bonsái es un árbol pequeño que requiere cuidados especiales, necesita ser podado y regado para mantenerlo en buen estado, en Jitte lo relacionamos con la persona misma del practicante que requiere de estos mismo cuidados para mantenerse sana y en buen estado, y creemos que el karate do es la herramienta adecuada para lograr esta superación integral del practicante física y mental constante.

El sol naciente, que nos recuerda a la bandera del país del que proviene nuestro arte marcial, Japón, es un símbolo que representa la esperanza, el inicio, un poder inmenso que nace y que es capaz de dar vida brindando calor y energía a todo lo que está sobre la tierra.
El escudo se porta orgullosamente del lado izquierdo del pecho del practicante, la solapa izquierda que es donde está colocado el escudo va por encima de la solapa derecha del karategui (uniforme de karate) simbolizando que todos los ideales del escudo revisten y cubren nuestro cuerpo, y por lo tanto lo portamos cerca de nuestro corazón.